jueves, 14 de diciembre de 2017

10 cosas que todo niño debería hacer antes de acabar estas Navidades y que te encantará hacer con ellos!

Buenas noches.... iba a resumir este artículo pero la verdad no he podido dejar que ponerlo entero. No tiene ningún desperdicio, además de ser un fan de su página, sus libros y demás.....

Os animo a que lo leáis si de verdad queréis una Navidad diferente para vuestros pequeños. 



10 cosas que todo niño debería hacer antes de acabar estas Navidades y que te encantará hacer con ellos!

La Navidad es una época especial del año y que el niño recordará siempre, de eso no hay duda. Sin embargo, si le otorgamos importancia por razones relacionadas con el consumo, como pueden ser las compras, los regalos, la comida o el tiempo extra frente a la tele y el teléfono móvil, es muy posible que el niño termine las fiestas con una sensación de vacío y sin haber fijado en su memoria nada que realmente merezca la pena recordar. Por eso, he decidido escribir este post con ideas y actividades clave para que el recuerdo que estas Navidades dejen en tus hijos sea entrañable, positivo para su cerebro y lleno de significado.
1.Decorar el árbol de Navidad o el Belén
La puesta de largo del árbol o el Belén marca el inicio de la Navidad. Para hacer que la experiencia sea mágica, lo más importante no es que el árbol o Belén queden bonitos sino que sean los niños los que realmente dejen su ilusión en la decoración. Un pitufo al lado de Baltasar, o una figura de Lego en una rama del árbol es lo que tiene más sentido en la mente de los niños. Ellos también quieren que sus personajes favoritos formen parte de la Navidad.
2.Buscar unos juguetes para niños que no los tienen
Esta es una tradición en mi casa y en la de muchos otros niños. Desde mi punto de vista el espíritu de la Navidad es celebrar el amor en familia y poder compartir un poquito de ese amor con otras personas que lo necesitan. Llevar unos juguetes a la parroquia o rastrillo ayudará a los niños a entender que hay otras realidades, a desarrollar la solidaridad, la generosidad y a saber tomar decisiones (tienen que elegir qué juguete ya no usarán). Puede ser un gran esfuerzo para ellos pero tiene doble recompensa; ellos se sentirán muy satisfechos cuando los lleven y podréis hacer algo de hueco en los armarios.
3.Escribir una felicitación a alguien que queréis que se sienta querido

lunes, 11 de diciembre de 2017

Cosquillas para el corazón

Uno de esos cuentos que están en mi lista de pendientes..... El título... maravilloso ... espero que la historia, o creo que historias de dentro también...... para hablar, sentir y sobre todo emocionarse.... 



A todos nos gustan la cosquillas. Cosquillas en los brazos, en los pies, en la barriga?.pero ¿sabíais que el corazón también tiene cosquillas y que le encantan? Las cosquillas son capaces de alegrar a los corazones más apagados y llenarlos de nuevo de luz. Pero no olvidéis que para hacer que nuestro corazón se destornille de risa hay que ponerle muchas ganas e imaginación. En este libro tenéis algunas ideas. No dudéis ni un momento en regalar cosquillas a vuestro corazón y al de los demás. Lo que se da es lo que se recibe así que no hay mejor regalo que decirle a alguien: 
¡Traigo una cosquilla para ti!

jueves, 7 de diciembre de 2017

Los abuelos nunca mueren, solo se hacen invisibles

Me llamó tanto la atención este título que no pude por menos de ponerlo como entrada en el BLOG...... 

Espero que os guste..... 



Los abuelos nunca mueren, solo se hacen invisibles

En los últimos 50 años, nuestro estilo de vida familiar cambió drásticamente como consecuencia de un nuevo sistema de producción. La inclusión de la mujer en el circuito laboral llevó a que ambos padres se ausenten del hogar por largos períodos creando como consecuencia el llamado “síndrome de la casa vacía”.

El nuevo paradigma implicó que muchos niños quedaran a cargo de personas ajenas al hogar o en instituciones. Esta tercerización de la crianza se extendió y naturalizó en muchos hogares.

Algunos afortunados todavía pueden contar con sus abuelos para cubrir muchas tareas: la protección, los traslados, la alimentación, el descanso y hasta las consultas médicas. Estos privilegiados chicos tienen padres de padres y lo celebran eligiendo todos los apelativos posibles: abu, abuela/o nona/o bobe, zeide, tata, yaya/o opi, oma, baba, abue, lala, babi, o por su nombre, cuando la coquetería lo exige.

Los abuelos no sólo cuidan, son el tronco de la familia extendida, la que aporta algo que los padres no siempre vislumbran: pertenencia e identidad; factores indispensables en los nuevos brotes.

La mayoría de los abuelos siente adoración por sus nietos. Es fácil ver que las fotos de los hijos van siendo reemplazadas por las de éstos. Con esta señal, los padres descubren dos verdades: que no están solos en la tarea y que han entrado en su madurez.

El abuelazgo constituye una forma contundente de comprender el paso del tiempo, de aceptar la edad y la esperable vejez.

Lejos de apenarse, sienten al mismo tiempo otra certeza que supera a las anteriores: los nietos significan que es posible la inmortalidad. Porque al ampliar la familia, ellos prolongan los rasgos, los gestos: extienden la vida. La batalla contra la finitud no está perdida, se ilusionan.

Los abuelos miran diferente. Como suelen no ver bien, usan los ojos para otras cosas. Para opinar, por ejemplo o para recordar.

Como siempre están pensando en algo, se les humedece la mirada; a veces tienen miedo de no poder decir todo lo que quieren.

La mayoría tiene las manos suaves y las mueven con cuidado. Aprendieron que un abrazo enseña más que toda una biblioteca.

Los abuelos tienen el tiempo que se les perdió a los padres; de alguna manera pudieron recuperarlo. Leen libros sin apuro o cuentan historias de cuando ellos eran chicos. Con cada palabra, las raíces se hacen más profundas; la identidad, más probable.

Los abuelos construyen infancias, en silencio y cada día. Son incomparables cómplices de secretos. Malcrían profesionalmente porque no tienen que dar cuenta a nadie de sus actos. Consideran, con autoridad, que la memoria es la capacidad de olvidar algunas cosas. Por eso no recuerdan que las mismas gracias de sus nietos las hicieron sus hijos. Pero entonces, no las veían, de tan preocupados que estaban por educarlos. Algunos todavía saben jugar a cosas que no se enchufan.

Son personas expertas en disolver angustias cuando, por una discusión de los padres, el niño siente que el mundo se derrumba. La comida que ellos sirven es la más rica; incluso la comprada. Los abuelos huelen siempre a abuelo. No es por el perfume que usan, ellos son así. ¿O no recordamos su aroma para siempre?

Los chicos que tienen abuelos están mucho más cerca de la felicidad. Los que los tienen lejos, deberían procurarse uno, siempre hay buena gente disponible.
Finalmente, para que sepan los descreídos: Los abuelos nunca mueren, solo se hacen invisibles.


Escrito por Enrique Orschanski, médico pediatra, 



jueves, 23 de noviembre de 2017

Inteligencias Múltiples

Comparto este artículo con todos vosotros..... cierto , muy cierto... !!!! haber cuando nos damos cuenta de ello. 

Resultado de imagen de inteligencias multiples

Quienes tienen más de 30 años seguramente recuerden cuando en el colegio se paraban las tareas porque tocaba test de inteligencia. Una especie de examen, cuatro o cinco hojas dentro de una carpeta, y una nota: un número (el cociente intelectual) que decía cómo de inteligente eras.
Antes la inteligencia se medía con un test del que salía un único número, el cociente intelectual
La inteligencia se entendía como una capacidad unitaria, cognitiva e inamovible. Es decir, que se podía evaluar de forma única (con un número), que afectaba sólo a los conocimientos y que venía de serie y no se podía desarrollar. O eras inteligente o no lo eras.
Sin embargo, ser inteligente ya no es lo que era. Lo dijo por primera vez Howard Gardner en 1983 cuando enunció su teoría de las inteligencias múltiples y psicólogos como Begoña Ibarrola en España llevan más de dos décadas trabajando en ello. “En los ochenta yo trabajaba con chicos con discapacidad intelectual y me daba cuenta de cómo en algunos aspectos eran más ‘torpes’ pero en otros podían rendir más incluso que yo. Por eso cuando descubrí la teoría de Gardner encontré justo lo que estaba buscando sin saberlo”, explica Begoña Ibarrola, que acaba de publicar Genial Mente, un libro que busca identificar y potenciar las inteligencias múltiples en los niños.
Cada vez más colegios buscan adaptar de forma transversal la teoría de las inteligencias múltiples”
Y es que aunque la teoría no es nueva, la práctica no está del todo extendida. “En el sistema educativo hay mucha variación, aunque cada vez más colegios buscan adaptar de forma transversal la teoría de las inteligencias múltiples”, reconoce Ibarrola, aún hay mucho trabajo por hacer.
Porque la inteligencia ha de entenderse, según esta teoría, como un potencial a desarrollar más que con una cualidad. Ahora se sabe que hay muchas formas de ser inteligente y que no solo residen en el conocimiento, sino también en el plano emocional. Además, se conoce también que tiene un carácter cultural, es decir, las sociedades tienen distintas formas de entender la inteligencia.

Autoestima, felicidad y orientación profesional

“Todos somos genios, pero si juzgas a un pez por su capacidad para trepar un árbol, va a vivir toda su vida pensando que es un estúpido”. Esta frase resume lo que puede ocurrir si tratamos de evaluar la inteligencia o las capacidades de un niño a través de un simple número.
“Lo primero que conseguimos si desarrollamos las inteligencias múltiples de los niños es reforzar su autoestima”, explica Ibarrola. “Además, los niños así se sienten más valorados y consiguen un mayor bienestar y felicidad, y son más capaces de asumir sus dificultades también”, continúa la psicóloga, que asegura que a través de estas prácticas se puede también ver y dirigir mejor la orientación profesional de los pequeños. “Si un niño no tiene inteligencia verbal, no tiene sentido que sea abogado. El niño será mucho más feliz si puede diseñar un itinerario de formación más creativo y, sobre todo, más realista”, asegura Ibarrola.
Según la experta, ya en niños de tres años se pueden empezar a evaluar sus orientaciones profesionales: “Sin ser determinista, pero Gardner realizó un experimento a través de las escuelas infantiles espectrum en las que se proporcionaban a los niños distintos rincones de juego libre. Y al cabo de dos años de observación les daban a los padres una orientación profesional para los niños”.

Las nueve inteligencias

Los niños pueden ser buenos en una o varias de estas inteligencias. Todo el mundo es inteligente en mayor o menor medida en cada una de estas inteligencias, como describe Ibarrola en su libro.
  • Lógico-matemática: facilidad para solucionar problemas abstractos
  • Lingüístico-verbal: habilidad para hablar y escribir bien y comprender la capacidad simbólica de las palabras.
  • Visual-espacial: capacidad para realizar creaciones visuales, orientarse y girar figuras en el espacio.
  • Musical: capacidad para crear y analizar música.
  • Interpersonal: habilidad para reconocer y responder a sentimientos y personalidades de otros.
  • Intrapersonal: capacidad para autoevaluarse uno mismo y controlar el pensamiento propio.
  • Naturalista: habilidad para observar y comprender el entorno
  • Corporal-kinestésica: capacidad para hacer actividades que requieran fuerza, velocidad, equilibrio o coordinación.
Genial Mente propone a los niños (de seis a ocho años) 48 retos para que puedan descubrir y potenciar sus inteligencias. Contar su olor favorito, leer un cuento con la voz del hada y luego la del villano, golpear el libro como si fuera una batería e incluso pegar un moco en una de las hojas son algunas de estas pruebas que, “de forma transgresora y divertida quieren ayudar a los padres”. “El objetivo es apoyar a los padres y ayudarles a que no se desanimen, porque a veces sin querer las familias se enfocan en corregir lo que se hace mal, con la mejor intención, pero también hay que potenciar y celebrar las habilidades”, explica Ibarrola.
El genio que protagoniza los retos sirve a los niños para autoevaluarse y que “descubran su propia realidad”. “El libro pretende dar pistas a los padres a los que también ayudamos en una web para que lo tengan más fácil para identificar y potenciar las habilidades de sus hijos”.


domingo, 19 de noviembre de 2017

Mandalas.... otra forma de trabajar la creatividad!!!!

Seguimos adelante y que nada nos pare.... hoy os dejo la idea de los Mándalas. A veces no sabemos que hacer con los niños, o ellos mismos no sabe que pintar, pues podemos probar en darles un Mándala para que lo coloreen y lo pinten. 

Buscando información sobre ellos, he encontrado esto: 


Son  conocidas desde hace años ventajas de trabajar los mándalas con cualquier nivel educativo. Los orientales las usan para la concentración y otras tantas disciplinas. Con diversos grupos de alumnos hemos ido depurando la técnica y podemos decir que:
1.- Aumentan la creatividad.
2.- Mejoran su caligrafía, sobre todo al escribir.
3.- Disfrutan el dibujar.
4.- Manejan los colores con propiedad utilizando poco a poco colores primarios, secundarios y terciarios.
5.- Se sienten orgullosos de su trabajo y les gusta “presumirlo”
6.- Aprenden a “criticar” sus propias obras.
7.- Repercuten en sus trabajos escolares buscando mejorar día con día.
8.- Analizan y compara sus trabajos para mejorarlos. 



Os dejo un par de fotos del último que ha hecho la peque..... y la verdad, con un par de indicaciones le ha quedado bastante bien. Por supuesto ya que estamos en otoño, este era del otoño, pero podéis encontrar mándalas de prácticamente cualquier tema..... 




lunes, 13 de noviembre de 2017

Porque nos encanta el Otoño......

Os dejo con vosotros este "paseo" que dimos este domingo..... maravilloso Otoño y maravillosa estación.... no podía faltar esta entrada, es ya típica en el blog.... pero es que nos encanta la Naturaleza y esta estación.... el próximo año.... acompañados de uno más !!!! os la recomiendo....